Oscar Taveras. (Tom Szczerbowski/Getty Images)

SAN LUIS - Aunque el gerente general John Mozeliak insistió en que el cambio del jueves no se hizo con la intención de resolver el problema de inestabilidad en el jardín derecho, al final dicha maniobra despejó el camino para que el dominicano Oscar Taveras vea su mayor tiempo de juego desde que fue convocado por segunda vez por los Cardenales.

Tras semanas de alternarse en el jardín derecho con Allen Craig, Taveras espera obtener más turnos al bate mientras trate de demostrar que está listo para jugar todos los días. El talentoso jardinero ya dio de qué hablar después de la fecha límite de cambios, al conectar el segundo cuadrangular de su carrera para impulsar una victoria por 6-2 sobre los Padres.

"Siento que vengo haciendo buenos swings", dijo Taveras. "Ahora con este cambio que hizo el club, probablemente reciba más tiempo de juego. Espero comenzar a sentirme más cómodo jugando de manera regular, pero siempre estoy trabajando y siempre estoy enfocado".

Taveras ha acumulado 63 turnos al bate desde que fue convocado por segunda vez el 30 de junio. Fueron nueve turnos más de los que Craig tuvo en julio, aunque Taveras tuvo ligeramente más éxito. El cañonazo del jueves fue el primero del dominicano desde su debut en mayo, y el quisqueyano también registró su primer juego con dos carreras producidas o más.

Previo a la jornada del jueves, el jardinero de 22 años de edad tenía una línea ofensiva de .220/.246/.254, con dos extrabases y cuatro remolques desde que fue llamado por segunda vez al equipo grande. Su incapacidad para emular el éxito que tuvo en Triple-A obligó al equipo a alternarlo por un mes en el jardín derecho.

"Como podrán imaginarse, es una decisión difícil para el manager Mike Matheny", indicó Mozeliak. "Tienes a Allen Craig, quien ha sido un bateador probado en su carrera pero que este año ha batallado. Agregamos a Oscar al roster, y tengo que asumir mi responsabilidad por ello. Sentí que ya no tenía mucho que demostrar en Triple-A. Tratas de darles juego a ambos. Tratas de que ambos entren en ritmo. Ninguno de los dos se había destacado en ese momento, y simplemente se convirtió en un balance bien difícil para las partes involucradas.

"Pero ésa no fue la razón por la que hicimos este cambio. Sentimos que esa situación podría repetirse de aquí a un año o incluso dos. Creo que ésta fue una buena solución".

Mozeliak se refería a la camada de jardineros jóvenes con los que cuentan los Cardenales en los niveles más altos de su sistema de liga menor.

Matheny no quiso especular acerca de cuánto tiempo de juego recibirá Taveras en los próximos días, limitándose a decir que el quisqueyano sería titular "al menos por hoy". A menos de que los Cardenales opten por subir a uno de esos talentosos jardineros prospectos en estos días, ésta parece ser la oportunidad que Taveras estaba esperando para brillar.

"Tiene que jugar al béisbol. Tiene que jugarlo bien", expresó Matheny. "Eso será parte de su responsabilidad. Hay cosas en las que tiene que trabajar y tratar de mejorar. Va a tener una muy buena oportunidad para hacerlo".