José Offerman (AP)

NEW HAVEN, Connecticut -- Un jugador que demandó al expelotero José Offerman por atacarlo con un bate durante un juego de ligas menores en 2007 dijo que el dominicano no ha asistido a las diversas audiencias en las que debía declarar mientras el caso se encamina a juicio.

John Nathans, excátcher de los Blufish de Bridgeport, se opuso el lunes a una acción legal de Offerman para que no se le responsabilizara por no acudir a declarar diciendo que el exjugador de Dodgers y Reales se ha negado a defenderse.

"Parece que pese a su estado de incomparecencia, no ha mostrado interés en defenderse", escribió el abogado de Nathans, J. Craig Smith. "Simplemente, desde hace cinco años que se presentó este caso, José Offerman no ha dado un paso para responder a esta queja".

El abogado de Offerman, Frank Riccio II, dijo que ha sido difícil agenda una fecha para declaración porque el expelotero vive en la República Dominicana. Dijo que piensa enviar una declaración y defenderse de la acusación.

Se declara incomparecencia cuando un acusado no cumple con las reglas de la corte. Si se declara ese estado, Offerman no podrá argumentar en contra de la responsabilidad que se le atribuye sino el monto que deberá pagar por daños, dijeron abogados de ambas partes.

El juicio está programado para el próximo mes.

Offerman jugaba para el equipo de ligas menores Ducks de Long Island en agosto de 2007 cuando fue golpeado por un lanzamiento y se lanzó contra el pitcher con un bate. Nathans y el lanzador Matt Beech quedaron heridos.

Nathans sufrió una lesión en la cabeza que terminó con su carrera y Beech sufrió fractura en el dedo medio de la mano contraria a la que usa para lanzar. Nathan demandó a Offerman y al equipo por 4,8 millones de dólares, aunque los Ducks niegan tener responsabilidad alguna en el hecho.

Offerman dijo el año pasado que vive en República Dominicana pero que no trataba de eludir una demanda federal.

Offerman fue manager de los Tigres del Licey de la liga dominicana invernal hasta que fue suspendido en 2010 por tirar un golpe contra un umpire. Fue suspendido de la liga por atacar al umpire pero la sanción fue levantada en 2012 luego de que se sometiera a tratamiento sicológico.