MINNEAPOLIS - El pitcher de los Tigres, Aníbal Sánchez, abandonó en el tercer inning su apertura del sábado en Minnesota por una ampolla en el dedo del medio de la mano derecha.

El venezolano había realizado 53 lanzamientos en dos y dos tercios de entradas, sin permitir hits. Sánchez (0-2) estaba en medio del turno de Brian Dozer cuando el catcher Bryan Holaday, el preparador físico Kevin Rand y el coach de pitcheo Jeff Jones visitaron el montículo.

Poco después de la llegada del manager Brad Ausmus, Rand y Sánchez salieron del terreno. Los Tigres ganaban 2-0.

El venezolano José Ortega, quien acababa de ser ascendido de Triple-A, reemplazó a Sánchez.