Omar Infante fue golpeado en la mejilla izquierda por un lanzamiento de Heath Bell. (Orlin Wagner/AP)

KANSAS CITY, Misurí -- El venezolano Omar Infante sufrió un esguince de maxilar y requirió de siete puntos de sutura para cerrar una herida, luego de ser golpeado por un lanzamiento de Heath Bell, relevista de los Rays de Tampa Bay.

Infante sufrió el impacto en el séptimo inning del juego del lunes, en que los Reales de Kansas City se impusieron 4-2 a los Rays. Salió de inmediato del parque, por su propio pie aunque ayudado por los kinesiólogos Nick Kenney y Kyle Turner. Infante, golpeado en la mejilla izquierda, escupía sangre y presentaba también una hemorragia en la frente.

Tras el golpe, el intermedista fue llevado al Centro Médico de la Universidad de Kansas.

Los Reales informaron el martes que su camarero no sufrió conmoción cerebral. El club añadió que Infante será evaluado de nuevo en los próximos dos días, aunque consideró improbable que se pierda muchos juegos.

"Grandes noticias, no hubo fractura", dijo el manager de los Reales, Ned Jost. "Recién lo vi en los vestuarios. Luce bien, comió algo, así que puede masticar. Estaba sonriendo y hablando. Esto pudo ser mucho peor".

Infante dejó las filas de Detroit tras la campaña anterior y firmó un contrato por cuatro años y 30,25 millones de dólares con los Reales.

Danny Valencia lo reemplazó en la intermedia el martes. Así, los Reales se quedaron sin un pelotero sustituto en el cuadro.

Yost comentó que el club desconoce aún si realizará algún movimiento en la nómina, de cara a una gira de seis duelos por Minnesota y Houston, que comienza el viernes.

Para el resto de la serie ante Tampa Bay, Yost dijo que puede confiar en el cátcher sustituto Brett Hayes y en el jardinero Alex Gordon como posibles opciones de emergencia en el cuadro.