MIAMI-- Nathan Eovaldi laboró durante seis entradas y los Marlins de Miami extrajeron el mayor provecho posible de los cinco hits que conectaron para vencer el martes por segunda noche consecutiva a los Rockies de Colorado, esta vez por 4-3.

El comienzo de campaña de los Marlins, con foja de 2-0, sugiere una mejoría respecto de lo ocurrido en la campaña anterior, cuando arrancaron con 14-41, en un año en el que acumularon 100 derrotas. Los Rockies tienen récord de 0-2 después de finalizar últimos en la División Oeste de la Liga Nacional en 2013.

La rotación de Miami, la más joven en las Grandes Ligas, limitó a los Rockies por segundo juego consecutivo. Eovaldi (1-0) admitió dos carreras y ponchó a seis rivales luego que el cubano José Fernández sólo permitió una carrera de Colorado en el juego inaugural de la temporada.

Durante su faena, Eovaldi aceptó seis imparables, regaló un boleto y alcanzó las 99 millas por hora en la pistola de radar.

A.J. Ramos ponchó a Nolan Arenado cuando había corredores en las esquinas para poner fin al octavo episodio, con lo que salvaguardó una ventaja de una carrera. Steve Cishek se acreditó su 30mo salvamento consecutivo y el primero del año, al dar trámite al noveno capítulo en forma perfecta.

Casey McGehee, recién llegado a Miami, remolcó una carrera con un sencillo y acumula cinco producidas en los dos primeros encuentros. Los Marlins conectaron hit sólo en dos innings, pero en los dos primeros compromisos han bateado para .526 (de 19-10) con corredores en posición de anotar.

Brett Anderson (0-1) trabajó seis entradas, en las que permitió cuatro carreras --tres limpias. Fue la primera apertura del zurdo con los Rockies, después de que fue adquirido en un canje con Oakland en diciembre.

Por los Rockies, el venezolano Carlos González de 3-1 con una anotada y una impulsada. El dominicano Wilín Rosario de 2-0 con una impulsada.

Por los Marlins, el dominicano Pablo Ozuna de 3-1. El cubano Adeiny Hechavarría de 2-0 con una empujada. El colombiano Donovan Solano de 1-0.