Manny Machado. (Gene J. Puskar/AP)

PORT CHARLOTTE, Florida -- Manny Machado aún no sabe si estará listo para iniciar la temporada con los Orioles de Baltimore.

Dos días después de que el estelar tercera base de 21 años fue examinado de la rodilla izquierda en Los Angeles por el doctor Neal ElAttrache, aún no ha podido correr, a pesar de que se le permitió realizar todas las actividades propias de su labor.

La recuperación de Machado ha sido lenta debido a tejido cicatrizante y una lesión de pantorrilla.

"Todo se ve bien. La rodilla luce fantástica. Sólo cosas buenas. En este punto simplemente saldré a correr y recuperar la velocidad máxima. Y una vez que lo consiga, seguiré adelante y continuaré realizando lo que tenga que hacer", dijo Machado en el centro de entrenamiento de primavera de los Orioles en Sarasota, Florida.

Baltimore inicia su temporada el 31 de marzo, y Machado no ha descartado jugar, aunque debe comenzar a hacerlo esta semana.

"No puedo responder eso. No tengo idea. Sólo estoy preocupado por las grandiosas noticias que recibí. Es cuestión de cuántos turnos al bate pueda tener, de cuándo pueda comenzar a jugar. Hoy, no puedo salir y jugar un encuentro. No estoy listo. Tengo que recuperar mi velocidad", apuntó.

Antes del partido de los Orioles ante Tampa Bay, el manager Buck Showalter dijo que esperaba que el pelotero ganador del Guante de Oro intente correr el domingo.

"Apostaría a que él probablemente lo intentará (el domingo)", comentó Showalter, quien agregó que hay que ver si ya puede correr y entonces se tendrá una idea definitiva. "Si aún lo siente (la molestia), eso quita la posibilidad (que juegue en el partido inaugural)".

Showalter dijo que si Machado es capaz de jugar esta semana, él participaría en partidos de ligas menores. De esa manera, Baltimore podría activar a Machado de la lista de inhabilitados al iniciar la temporada sin esperar 15 días.

Machado, se lesionó la rodilla en juego contra los Rays el 23 de septiembre. Le realizaron una cirugía el 14 de octubre; se pronosticó una recuperación de entre cuatro y seis meses.