Ruben Amaro Jr.

LAKE BUENA VISTA, Florida -- En los Filis de Filadelfia reina una filosofía que va en contra de la mentalidad de moda en Grandes Ligas.

Por un lado, el gerente general Rubén Amaro Jr. insiste en mantener un núcleo de estrellas ya entradas en edad que en años recientes han sufrido un sinnúmero de lesiones. Por otro, se escucha cada vez más el argumento que en estos tiempos-sobre todo en la supuesta "post-era de los esteroides"-no tiene sentido comprometerse en grande a nivel contractual con peloteros de más de 31 o 32 años.

De su parte, Amaro Jr. defiende su postura, repitiendo el lema de que si sus veteranos están en salud, aún pueden producir.

"Si ellos están en el terreno, creo que van a rendir", le dijo el ejecutivo a LasMayores.com en las Reuniones Invernales de Grandes Ligas que se realizan en el Walt Disney Swan and Dolphin Resort. "Es cuestión de salud. Hasta ahorita les tengo mucha confianza a los médicos de nosotros y a todos los que están envueltos en eso".

Ryan Howard no juega una temporada entera desde que se lesionó en la última jugada de los Filis en playoffs, que fue el 7 de octubre del 2011. Chase Utley, Jimmy Rollins y el panameño Carlos Ruiz han experimentado varios contratiempos, incluyendo lesiones, un reducido rendimiento y, en el caso del istmeño, una suspensión por consumo de una anfetamina prohibida.

Desde aquella postemporada del 2011--cuando los Filis vieron frenada su dinastía de cinco títulos divisionales consecutivos, dos banderines de la Liga Nacional y un título de la Serie Mundial--el equipo ha tenido récord de 81-81 y 73-89 en los últimos dos años. De hecho, el 2013 representó la primera temporada perdedora de Filadelfia desde el 2002.

Este invierno Amaro Jr. llenó un hueco en los jardines al darle un contrato de dos años y US$16 millones a Marlon Byrd, veterano que logró un resurgir en su carrera con los Mets y los Piratas la temporada pasada. Pero Byrd (36) es uno de cinco titulares de los Filis que tendrán por lo menos 34 años para el Día Inaugural del 2014--los otros son Ruiz (35), Utley (35), Rollins (35) y Howard (34).

"Confío en que todos ellos, Howard. Utley, van a estar listos", indicó Amaro Jr., quien dirige la gerencia de los Filis desde el 2009. "Si ellos están en el terreno creo que vamos a tener bastante chance de estar en el nivel al que estamos acostumbrados".

Amaro Jr. hizo sus comentarios justo después de la rueda de prensa aquí de Roy Halladay, quien anunció su retiro como integrante de los Azulejos de Toronto. Pero Halladay fue parte de la época de gloria de Filadelfia también, del 2010 al 2012. El derecho, con el hombro de lanzar debilitado y una velocidad bien disminuida, expresó que no quería seguir tirando si no estaba al 100%.

En realidad, el declive de Halladay desde el 2012 coincidió con el descenso colectivo de los Filis. Halladay ya decidió irse por la puerta grande y no luchar más.

Pero Amaro Jr. no se da por vencido con el grupo que brindó tantos grandes momentos a la afición de la "Ciudad del Amor Fraterno".

Para que su plan funcione, en este invierno Filadelfia necesitará reforzar su cuerpo monticular, entre otras cosas ante el retiro del mismo Halladay. Los Filis terminaron el 2013 con efectividad colectiva de 4.32, la segunda peor de la Liga Nacional. Para un equipo que precisamente vivió del pitcheo abridor del 2007 al 2011, es una realidad bastante dolorosa.

"Estamos buscando pitcheo, eso no es ningún secreto", manifestó Amaro Jr. "Estamos buscando abridores y quizás también para el bullpen. Pero el pitcheo es la meta ahorita".

En cuanto a bateo se refiere, los Filis anotaron la tercera menor cantidad de carreras de la Nacional este año. Byrd ha sido la única adición del invierno y no se espera más movimientos de impacto en ese sentido. Pero la idea en Filadelfia no es precisamente eso, sino contar con una mayor producción de sus veteranos ya presentes-con todo y la edad.

"Tenemos mucha confianza en los peloteros que tenemos, pero también es importante que ellos estén saludables para tener el éxito que estamos esperando", dijo Amaro Jr. "Tengo la confianza de que ellos pueden volver y hacer su trabajo para regresar al nivel en que queremos estar."