Odrisamer Despaigne

LAKE BUENA VISTA, Florida -- El prospecto cubano Aledmys Díaz, quien juega la posición de campocorto, está llamando nuevamente la atención de varios clubes de Grandes Ligas.

El verano pasado, Major League Baseball declaró al joven de 23 años inelegible hasta el 19 de febrero de 2014, luego que presentase una fecha de nacimiento falsa en su papeleo. Díaz declaró originalmente que había nacido el 8 de enero de 1990, fecha que lo habría eximido de firmar bajo los lineamientos internacionales establecidos por el actual Contrato Colectivo del béisbol mayor; pero se demostró que dicha fecha era inexacta.

Mientras tanto, Díaz ha estado entrenando en Culiacán, México, despertando el interés de una lista de equipos que incluye a los Bravos, Cardenales, Dodgers, Gigantes, Orioles, Rays, Medias Rojas y Yankees. Podría firmar con un equipo de las Grandes Ligas al convertirse en elegible en febrero, de acuerdo al agente del infielder Jaime Torres.

"Hay muy buenos peloteros disponibles en estos momentos y vienen más en camino", dijo Torres. "Pongámoslo de esta forma: puedo predecir que varios de los jugadores cubanos que firmen entre ahora y los entrenamientos primaverales van a contribuir en las Mayores en la temporada 2014 y sus aportes serán significativos".

Existe un proceso definido para jugadores como Díaz.

Cualquier desertor cubano que desee hacer negocios con una empresa estadounidense debe primeramente establecer residencia fuera de Cuba y los Estados Unidos; proceso que puede tomar varios meses, dependiendo del país de residencia. Los jugadores cubanos, igualmente, deben consignar una petición ante Major League Baseball para convertirse en agentes libres y ser desbloqueados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés) antes que puedan negociar un contrato con cualquier club. Este desbloqueo puede tardar varias semanas en ser aprobado.

Los peloteros cubanos con al menos 23 años de edad y que hayan participado en una liga profesional en su país durante tres o más temporadas se encuentran exentos de los lineamientos de firmas internacionales establecidos por el Contrato Colectivo, lo cual efectivamente los convierte en agentes libres al hacerse elegibles para firmar con un equipo de Grandes Ligas.

Díaz podría tener mucha compañía en el mercado.

El lanzador diestro Odrisamer Despaigne, de 26 años, quien desertó de Cuba mientras viajaba con el equipo nacional de su país en Europa el verano pasado, se radicó en España y actualmente entrena en Mexicali, México. Está pautado que lance un juego simulado el miércoles y se espera comience a lanzar sesiones de bullpen ante scouts en los próximos días. Igualmente podría firmar con un equipo de la Liga Mexicana. Despaigne ha solicitado la agencia libre ante Major League Baseball y no ha sido aprobado aún por la OFAC.

Igualmente, el pitcher zurdo Misael Silverio, de 24 años, quien desertó hacia los Estados Unidos antes de un juego de exhibición en Iowa, se ha residenciado en México y actualmente está en el proceso de solicitar se le otorgue estatus de agente libre. El serpentinero derecho Antonio Romero, 22, ha sido declarado agente libre y se encuentra desbloqueado por la OFAC pero no firmará hasta que cumpla 23 años en un par de semanas. Entrena en la República Dominicana y se espera participe en una serie de exhibiciones.

Despaigne, Silverio y Romero son todos representados por Torres. El campocorto cubano Erisbel Arruebarruena, de 23 años; el receptor Yenier Bello, de 28; y el pitcher diestro Raciel Iglesias, de 23, se encuentran a punto de declararse agentes libres. El inicialista Jozzen Cuesta, de 25; el cátcher Josué Franco, de 25; el diestro Rogelio Armenteros, de 18, y los outfielders Rusney Castillo y Dayron Varona, ambos de 25 años, esperan también formar parte del mercado de agencia libre en el corto plazo.