Jugadores de R.D. se divierten durante el desfile. (Raul Calvo/MLB.com)

SANTO DOMINGO, República Dominicana -- Ocho meses después de haber conquistado el Clásico Mundial de Béisbol, la República Dominicana celebró en grande la corona conquistada el pasado mes de marzo de manera invicta.

Los campeones dominicanos no pudieron celebrar debido a los compromisos de los peloteros con sus respectivos equipos de Grandes Ligas y no fue hasta el jueves cuando se unieron para festejar como acostumbran.

Primero, el equipo dirigido por Tony Peña y que contó como gerente al ex pelotero de Grandes Ligas Moisés Alou, fue recibido por el presidente dominicano Danilo Medina en un almuerzo en el Palacio Nacional, donde los jugadores recibieron anillos de campeones confeccionados como si fueran de la Serie Mundial y pagados por el gobierno dominicano a un costo de unos 100 mil dólares.

"Ustedes llenaron de orgullo a todo el país, demostraron que somos los mejores en béisbol y le dieron al pueblo una esperanza que necesitaba", dijo Medina al momento de entregar su anillo al Jugador Más Valioso del Clásico Mundial de Béisbol, el segunda base Robinson Canó.

Luego de la ceremonia en el Palacio Nacional, los peloteros recorrieron las calles de Santo Domingo en una caravana que se prolongó por unas tres horas.

"Jugar por la patria es lo más grande. Esto no fue por contratos, no fue por dinero; fue por el poner en alto el nombre del país, algo que no tiene comparación", dijo Canó a The Associated Press.

En la celebración participaron Hanley Ramírez, Nelson Cruz, Miguel Tejada, Francisco Peña, Wandy Rodríguez, Edinson Vólquez y no podía faltar el hombre que puso de moda el plátano: Fernando Rodney.

"Tuvimos que esperar ocho meses para poder celebrar, pero ese invicto que tuvimos en el Clásico posiblemente no se vuelva a repetir nunca jamás. Nos sentimos contentos y recibimos el cariño del pueblo dominicano, es lo más importante", comentó.

Al finalizar la caravana, los peloteros continuaron con una fiesta en el Estadio Quisqueya, de la capital dominicana, donde el presidente de la Federación Dominicana de Béisbol Héctor Pereyra hizo un anuncio importante.

"Moisés Alou regresará como el gerente general para el cuarto Clásico Mundial de Béisbol en el 2017, siempre y cuando él esté de acuerdo con esta decisión", dijo Pereyra.