Gregor Blanco. (Patrick McDermott/GettyImages)

SAN FRANCISCO -- El venezolano Gregor Blanco planea romper un viejo hábito con la esperanza de convertirse en un hombre nuevo.

Blanco dijo el domingo que no se integrará a los Tiburones De La Guaira en la liga invernal venezolana este receso de temporada, poniéndole fin a 11 temporadas consecutivas jugando para ese club.

La decisión tiene que ver con un cambio de enfoque que el venezolano ha tomado con miras a prepararse para la campaña del 2014. Apenas hace dos inviernos, 2011-12, Blanco fue nombrado Jugador Más Valioso de la liga invernal venezolana. Tiene promedio de por vida de .306 durante su carrera con los Tiburones.

Blanco pretende trabajar durante la temporada muerta junto a su compatriota el segunda base Marco Scutaro en el área de Miami. Pero Scutaro no es el único compañero que le sirve de ejemplo al llamado "Tiburón Blanco".

"Quiero ser como Hunter Pence ", indicó Blanco. "Esa clase de pelotero. Hunter aporta mucha energía y consistencia, 100 por ciento, cada día".

Blanco dijo que quiere concentrarse en acondicionamiento físico, con énfasis en el fortalecimiento de las piernas. El jardinero venezolano dijo que últimamente ha padecido de fatiga ocasional en sus piernas, lo que explica la baja en su número de bases robadas. El jardinero tiene 11 estafas en 17 intentos, comparado con 26 en 32 intentos el año pasado.

"Estoy muy emocionado por esto", expresó Blanco, de 29 años de edad. "Quiero ponerme en una buena situación físicamente. Estaré mejor preparado".