Dale Sveum.

CINCINNATI - El manager de los Cachorros, Dale Sveum, está perdiendo la paciencia con la forma en que ha jugado su equipo-y los jugadores de Chicago lo entienden.

"Creo que todo el mundo está perdiendo un poco la paciencia", dijo el primera base de los Cubs, Anthony Rizzo. "Todo el mundo tiene que divertirse. Eso es lo principal-diviértete y lo demás caerá en su lugar."

Los Cachorros han ganado sólo tres de sus últimos 14 juegos. Han cometido 17 errores, la segunda mayor cantidad en Grandes Ligas. Tienen el segundo peor promedio colectivo de la Liga Nacional, además del peor de las mayores con corredores en posición de anotar.

Chicago está echando a perder buenas actuaciones de sus lanzadores abridores. La rotación de los Cachorros tiene promedio de carreras limpias de 3.13, la tercera mejor de la Nacional.

Los errores son físicos y mentales. También son sorpresivos, tomando en cuenta lo bien que jugó el equipo en la Liga del Cactus en Arizona.

"Algunos de los errores lucen físicos, pero tal vez se deban a una falta de consciencia en el momento o de la situación. A veces los muchachos tratan de apresurarse o al contrario, no son lo suficientemente agresivos con algunos batazos", dijo Sveum. "A veces la defensa se juega con un ritmo y obviamente no tenemos ningún ritmo defensivo. Así como puede ser contagioso el bateo, así puede ser la defensa también.

"Del principio al final, hicimos las cosas de manera excelente en los entrenamientos de primavera", continuó el capataz. "Entonces, empezar así obviamente es decepcionante. Lo malo es que no nos estamos apoyando cuando pasan esas cosas.

"No estamos superando los errores. Los buenos equipos hacen eso. Un pitcher consigue un doble-play y nadie piensa en lo que acaba de pasar."

Rizzo fue uno de los culpables en la barrida sufrida a manos de los Cerveceros durante el fin de semana.

"Tenemos que hacer esas jugadas y creo que la gente se está poniendo demasiada presión para hacerlas", dijo Rizzo. "Es una temporada larga y tenemos que empezar a divertirnos. Todo el mundo dice que somos jóvenes. Entonces, vamos a jugar y divertirnos como jóvenes. Hay que tomar las cosas un pitcheo a la vez."

De su parte, Sveum indicó que podría haber cambios si sus jugadores no mejoran.

"Uno encuentra opciones", dijo el piloto. "Si la gente va a seguir jugando así, hay que encontrar opciones y darle tiempo de juego en Triple-A para que aprendan."

Lo que busca Sveum es consistencia, jugadas que puedan cambiar el rumbo de los juegos y una mejor actuación en el terreno.

"Hay que rendir", dijo Sveum. "Al fin y al cabo hay que rendir. Hay que decidir si (los jugadores) necesitan más desarrollo."