Carlos González.

El peor récord en la historia de la franquicia. Un ridículo intento por tener una rotación abridora en la que cada pitcher haría 75 lanzamientos por salida. Su estrella Troy Tulowitzki apenas disputó 47 juegos. Y un manager que dijo basta cuando el vicepresidente ejecutivo decidió tener su oficina dentro del vestuario.

Lo bizarro y el infortunio fueron la orden del día en 2012 con los Rockies, que ahora tratan de recuperar credibilidad como organización.

"Es un nuevo comienzo para todos", declaró el jardinero izquierdo venezolano Carlos González al comenzar la pretemporada. "Lo que ocurrió en el pasado quedará olvidado por todos desde el primer partido. De eso se trata. Incluso cuando se gana la Serie Mundial, uno se tiene que fajar al año siguiente".

Se entiende que "CarGo" quiere dejar atrás el recuerdo de 2012. El polifacético toletero fue seleccionado a su primer Juego de Estrellas, pero en la segunda mitad se durmió en los laureles con .261 de promedio y apenas cinco jonrones. Su OPS se derrumbó de .967 a .749.

Ahora, González espera que el nuevo manager Walt Weiss ponga orden y cambie el rumbo de un equipo que perdió 98 juegos para hundirse en el último lugar del Oeste de la Liga Nacional en 2012.

Como campocorto en una carrera de 14 años, Weiss fue campeón de la Serie Mundial con los Atléticos de Oakland y acudió a un Juego de Estrellas. También actuó con los Bravos, Marlins y Rockies.

¿Quiere saber su experiencia como piloto antes de recibir la oferta trabajo de los Rockies para reemplazar a Jim Tracy? Weiss dirigía al equipo de su hijo en una escuela de secundaria en Aurora, suburbio de Denver. Ese equipo tuvo marca de 20-6 y alcanzó las semifinales del estado.

Así es, el nuevo manager de los Rockies da el gran salto de conducir un equipo de adolescentes a un conjunto de profesionales sin ningún otro tipo de escala previa. Más vale que haya tomado apunte de los legendarios Tony La Russa y Bobby Cox, dos de los dirigentes que tuvo cuando fue jugador. Weiss dice que no prepara "nada revolucionario". Su énfasis está en ejecutar un béisbol de fundamentos. Los principios básicos de saber completar un doble play, hacer contacto, que los pitchers saquen outs con roletas, etcétera.

"Hay que jugar con ganas y haciéndolo de la manera correcta", dijo Weiss, atado a un contrato de apenas una temporada.

El recibimiento de los jugadores ha sido entusiasta.

"Estoy encantado", declaró el receptor suplente venezolano Ramón Hernández tras su primera reunión con Weiss.

Algo que beneficiará a Weiss en su inicio es que podrá disponer del torpedero Tulowitzki, el otro pilar ofensivo de los Rockies junto a González. La campaña de Tulowitzki se vio interrumpida a fines de mayo por una lesión en la ingle.

También hay buenas noticias con respecto a la rotación, sin lesiones. El zurdo mexicano Jorge de la Rosa parece recuperado tras perderse buena parte de las últimas dos campañas tras someterse a una operación en el codo.

Y es que la clave para los Rockies va a depender en gran medida del desempeño y salud de sus abridores dentro de una división en la que el pitcheo manda. Las lesiones limitaron a solo 28 aperturas combinadas a De La Rosa, al venezolano Jhoulys Chacín y al dominicano Juan Nicasio.

Los abridores --emplearon un total de 14, incluyendo al señor Jamie Moyer de 49 años-- si acaso ganaron 20 juegos en el Coors Field el año pasado. Drew Pomeranz y Alex White, los brazos que obtuvieron en el canje de Ubaldo Jiménez a Cleveland el año previo, no dieron resultado.

Chacín ya fue asignado como abridor del primer juego. De la Rosa luce listo, al igual que Nicasio. Pomeranz recibirá una nueva oportunidad, mientras que Jeff Francis aportará la cuota de veteranía como el quinto abridor.

El venezolano Rafael Betancourt repite como cerrador tras anotarse 31 rescates con 2.81 de efectividad el año pasado, su primero completo en la función. Pero Betancourt está por cumplir los 38 años. El nicaragüense Wilton López, adquirido en un canje con Houston, será el principal preparador.

Todd Helton, el rostro de la franquicia, sigue como titular en la primera base. Con 39 años, los Rockies saben que Helton está en la recta final de su carrera. Su promedio de por vida es de .320, pero viene de una campaña en la que registró su porcentaje más bajo --.238 en 69 juegos-- antes de operado el 10 de agosto por un desgarro en la cadera derecha. Su pretemporada tampoco comenzó con el pie derecho, luego que fue detenido por conducir en estadio de ebriedad.

La presencia de Tulowitzki, Helton y el jardinero derecho Michael Cuddyer refuerza la alineación, que prácticamente quedó a la merced de González desde julio.

El cátcher dominicano Wilin Rosario lideró el equipo con 28 jonrones en su temporada de novato, pero al mismo tiempo encabezó las mayores en errores y pásbols. También cuenta con el antesalista Jordan Pacheco, el intermedista Josh Rutledge y el jardinero central Dexter Fowler.

Con un pitcheo que no convence, la suerte de los Rockies dependerá de la dupla CarGo-Tulo. Los números no mienten. Desde que González subió al equipo grande en junio de 2009, la marca del equipo es de 178-152 con los dos en la alineación titular. ¿Cuando no están? 113-150.