PHOENIX - Jorge Cantú ha tenido una carrera de altibajos en Grandes Ligas, pero en algo se ha destacado de manera firme en Clásicos Mundiales: La producción de carreras.

Al empujar tres vueltas el jueves en la derrota de México ante Italia, Cantú llegó a 17 remolcadas en juegos del Clásico Mundial desde el 2006 para ocupar el segundo lugar de todos los tiempos en el evento, detrás del cubano Frederich Cepeda (20).

"Es un orgullo", dijo Cantú al respecto. "Toda mi carrera he sido productor. Cuando hay corredores en posición de anotar, mi enfoque es el doble. No busco cualquier pitcheo, sino que soy selectivo. A veces no salen las cosas como uno quisiera, pero es de mucha práctica a través de los años.

"Hay que ser selectivo cuando hay corredores en posición de anotar y uno trata de tener un contacto sólido, porque haces un buen contacto sólido y cualquier cosa puede pasar."

EN BUSCA DE UN CONTRATO
Cantú, de 31 años, ha tenido temporadas de 117, 95 y 100 impulsadas en una carrera de ocho años en la Gran Carpa. En total de 847 partidos, ha empujado 476 vueltas, pero los últimos dos años no han sido los mejores para el infielder.

En el 2011 sólo jugó en 57 partidos por los Padres, con una actuación discreta. En el 2012, trató de "colarse" con los Angelinos, pero las cosas no le salieron y no estuvo con el equipo grande.

Ahora, sin contrato, Cantú espera que una buena actuación en este Clásico le valga una nueva oportunidad en el mejor béisbol del mundo.

"Varios equipos han platicado con mi abogado", afirmó el veterano. "Han dicho que vamos a ver cómo juegue en el Clásico y si le gusta lo que ven, hay posibilidades de firmar."