(AP)

NUEVA YORK - El tiempo del dominicano Frank Francisco como taponero de los Mets podría estar cerca del final, al menos eso indica el interés del equipo de Queens en agregar a otro cerrador establecido a su bullpen.

A pesar de haber firmado a los veteranos relevistas Scott Atchison y LaTroy Hawkins a contratos de liga menor a principios de esta semana, los Mets no han terminado de añadir piezas a su bullpen, de acuerdo con una fuente. El gerente general Sandy Alderson ha hecho público durante todo el invierno su interés por agregar al menos a un veterano relevista a un contrato de Grandes Ligas, y varias opciones interesantes aún siguen disponibles.

La mayor de ellas es el dominicano José Valverde, que según reportes estaría cerca de firmar con los Marlins. El ex taponero de los Tigres perdió su puesto en la novena entrada durante los playoffs que Detroit disputó el año pasado. Los Tigres no se interesaron en volver a firmar a Valverde, de 33 años, quien tuvo 35 rescates en 40 oportunidades con una efectividad de 3.78 la temporada pasada.

Si hablamos de números, el dominicano tuvo su peor campaña en años. Valverde ha salvado 277 juegos a largo de 10 años de una carrera en su mayoría exitosa jugando para los D-backs, Astros y Tigres, registrando un PCLA de 3.11 con más de un ponche por entrada de por vida.

Los Mets también están supervisando de cerca la salud del derecho Brian Wilson, y ya tienen programada una segunda visita con el ex cerrador de los Gigantes. Los Mets desean evaluar el proceso de rehabilitación de Wilson, quien se sometió a una cirugía Tommy John, antes de tomar una decisión. Pero durante una entrevista vía telefónica la semana pasada, Alderson confirmó el fuerte interés del club en el pintoresco relevista.

Brandon Lyon, quien ya fue cerrador de Arizona y Houston, también está disponible y según una fuente los Mets estarían cerca de firmarlo. Lo mismo con el venezolano Francisco Rodríguez, quien trabajó como taponero de los Mets del 2009 al 2011.

Con apenas 31 años de edad, Rodríguez podría ayudar a los Mets si el venezolano está dispuesto a aceptar mucho menos de los $8 millones que ganó el año pasado - y si los Mets están dispuestos a soportar la fuerte reacción de los medios. Francisco manchó su reputación en Nueva York por un incidente que tuvo con el padre de su novia después de un juego disputado en el Citi Field en 2010.

Rodríguez y Valverde son clientes de agente Scott Boras, famoso por conseguirle tratos bien pagados a sus representados. Pero los Mets han dejado en claro que no van a pagar de más por un relevista.