(AP)

ST. PETERSBURG -- El cubano José Iglesias estuvo de nuevo en la alineación titular de los Medias Rojas el lunes y el martes, después de que fuera sustituido por el dirigente Bobby Valentine en medio de un turno al bate el domingo.

A pesar de unas estadísticas (de 30-2) que indican que no ha podido estar a la altura a nivel de Grandes Ligas, Iglesias cree que ha podido superar sus problemas y que pronto eso se notará.

"Me he sentido bien en los últimos días. Eso es lo importante para mí", manifestó el campocorto. "Me siento más cómodo en el plato. Estoy comenzando a realizar buenos turnos".

Iglesias ha pasado bastante tiempo en la jaula con el coach de bateo de los Medias Rojas, Dave Magadan.

¿En qué se han enfocado?

"Hemos hablado de tirarles a los strikes", dijo Iglesias. "Creo que mejoraré; he visto la diferencia en los últimos partidos".

La disciplina en el plato parece ser un concepto simple, pero en realidad es uno de los aspectos más complejos del béisbol, en especial para alguien con poca experiencia en la Gran Carpa.

"Con él es un poco difícil hablar con lujo de detalles sobre la mecánica de su swing porque, desde mi punto de vista, todo comienza con lo selectivo que eres con los lanzamientos que ves", explicó Magadan. "Necesita trabajar en reconocer mejor los lanzamientos, no solamente de rectas a curvas y recta a slider, sino rectas de strike y rectas de bola. Creo que eso llegará con más experiencia".

Por supuesto, existe una sola manera de que Iglesias, de 22 años de edad, consiga dicha experiencia.

"Necesita tiempo de juego", declaró Magadan. "Necesita tener esos turnos y las diferentes situaciones de un turno. El ritmo de un turno. Nunca ha jugado en más de 100 partidos. Posiblemente tenga un total de dos años de turnos al bate. Para un muchacho tan joven cuando llegó, creo que lo principal es conseguir la experiencia de esos turnos".

"Podemos ir a la jaula de bateo y trabajar hasta quedar sin fuerzas y para que su mecánica esté bien. Pero debe entender a cuál lanzamiento darle. Esa ventaja la consigues al tener una gran cantidad de turnos".

Iglesias ha agotado 979 turnos al bate en las Ligas Menores y 36 con los Medias Rojas.

"El béisbol es el mismo", dijo Iglesias. "Posiblemente sea un poco más rápido en las Grandes Ligas, y necesito entrar un poco en ese ritmo, pero me siento bien."

Iglesias ha contado con el apoyo de sus compañeros veteranos, incluyendo a Dustin Pedroia, quien también pasó por problemas al subir desde liga menor.

"Definitivamente", manifestó Iglesias. "Pedroia todos los días me aconseja a no darme por vencido y que me divierta".