(AP)

En una entrevista con la emisora WEEI de Boston, el presidente y máximo ejecutivo de los Medias Rojas, Larry Lucchino, desmintió la versión circulada de que el equipo podría estar a la venta.

"Una tontería", dijo Lucchino al referirse a los rumores. "(Los propietarios) son tan competitivos como los fanáticos, como yo. Hay una oportunidad de devolver al equipo al sendero positivo en el que estuvo durante una década...No ha habido ni una sola palabra, ni una sola conversación acerca de eso (una posible venta del equipo). Estamos comprometidos con seguir luchando, por bien o por mal."

En cuanto al futuro del manager Bobby Valentine se refiere, Lucchino no quiso comprometerse con nada. Reiteró que cualquier decisión en ese sentido se tomará después de concluirse la presente temporada.

"Entiendo la obligación de hacer la pregunta acerca del manager, pero se está poniendo tedioso esto porque siempre decimos lo mismo", expresó Lucchino. "Lo único que voy a decir es que veremos eso al final de la campaña cuando evaluemos todo, y de ahí definiremos todo."

Hablando de su propia situación, Lucchino dejó en claro que no tiene intenciones de abandonar su puesto y que quiere la oportunidad de ayudar a los Medias Rojas a volver a la competitividad. Después de tantos años de éxitos, es un reto devolver al equipo a las primeras posiciones.

"Este es el lugar que califico como mi casa", dijo Lucchino. "Espero estar aquí en el futuro. No tengo planes de ir a otro lado."